En está sección encontrará artículos publicados en la prensa, relacionados con el trabajo de José Luis Rodriguez Posadas.

                 Cuando las sensaciones, del espectro modifican la estructura de cada uno de los componentes que verifican nuestro conformar cromático, se produce una excitación de los bastoncillos que forman el mecanismo ocular sin perder la síntesis de lo esencial. Aunque solo sea la forma y después el fondo, lo que se debe de tener presente, es la simbiosis que existirá, entre la composición y el resultado final de la obra.

                 En sucesivas lecciones se hablara de los componentes energéticos y de las disciplinas que sin duda no dejarán de extrañarnos con los resultados obtenidos a lo largo de nuestro trabajo. Esto no implica que desdeñemos fundamentos significativos de las artes en cada uno de sus conceptos, todo lo contrario; lo que ocurrirá es que se abrirán nuevos horizontes a lo largo de la realización de la obra.

                  Siempre que tengamos una necesidad de plasmar en un lienzo, el motivo que nos subyace por ínfimo que sea, se realzaran las sensaciones que parten de nuestros “CHACRAS” difundiéndose a lo largo de nuestra medula y abundando en cada uno de los puntos del nacimiento y desarrollo de los sentimientos.

                   Desde el punto de vista artístico generalizado, si tomamos los siete “CHACRAS” como eje fundamental de nuestro entender sensitivo, vemos que están íntimamente relacionados con los siete colores del arco iris, y las siete notas musicales.

                   El reconocimiento sensorial personalizado, llega a tener connotaciones con la cadena genética y conformarse con lo que puede encerrar el genoma, y a su vez abrirse hacia el cosmos, de la mano de los CHACRAS.